Los “derechos de etiqueta privada” (PLR) se demuestran en una licencia o autorización que viene con productos de información, como libros electrónicos y artículos que puedes comprar a la hora que así lo prefieras. Estos derechos le permiten modificar, alterar, reorganizar, colocar tu nombre como autor del libro o mejorar el contenido de los productos, de forma que se ajusten a tus requisitos, tus conocimientos del tema tratado, o tu apreciación.

Puedes dividir los capítulos de los libros electrónicos o artículos y luego venderlos, no como un libro electrónico completo, sino como una «serie» o secuencia de artículos. También puedes hacer lo contrario; cuando hayas comprado una colección de artículos PLR, puedes reunirlos todos en un informe especial bien diseñado, o formar un libro electrónico novedoso, diferente, único, con un tema bien estructurado, para atraer lectores a una página, que hayas elaborado con ese fin.

Del mismo modo, puedes agregar cualquier información relevante sobre un determinado contenido de PLR, ​​sin la necesidad de solicitar un permiso especial del autor, agregarle o quitarle información, modificar lo que consideres pertinente, para mejorar la calidad del producto…. escribirle algo de tu propia cosecha, de acuerdo a tus conocimientos, experiencia o preparación del tema tratado.

Sin embargo, la mejor característica al comprar productos de información PLR es que, generalmente, después de haber revisado completamente el artículo, puedes mostrar tu propio nombre como autor del contenido, sin la necesidad de pagar regalías o los servicios de un escritor fantasma. Como dueño del producto PLR que elegiste, tienes el absoluto control de decidir lo que gustes, hasta ciertos límites, como por ejemplo, no sostener en el mismo libro, cosas que vayan en contravía  de lo que sostiene, agregarle cosas que puedan ir en detrimento del producto, o quitarle párrafos importantes, para dejar en las nebulosas el tratado del libro.

Déjame darte mi punto de vista respecto al tema. Cómprate libros relacionados con el tema en el que te sientas mas fuerte, mas conocedor, con cierto porcentaje de dominio, léelo con cuidado y concentración. Si estás de acuerdo con todo el contenido del libro y consideras que no es necesario hacerle ningún tipo de modificación, pero quisieras figurar como el autor del libro, entonces puedes empezar por corregirle los signos de puntuación, si eres buen conocedor de ellos y su implicación en lo escrito. También, puedes tomar párrafos completos, leerlos, borrarlos y re-escribirlos con tus propias palabras. Puedes hacer esto en las partes que tu consideres claves y al hacerlo, te da el derecho de colocar tu nombre como el autor. Hazlo todo a conciencia,  conservando la calidad de lo escrito, el tema, la dicción, puntuación y todo lo que consideres que vaya en beneficio de la mejora del producto.

Deja tu comentario